SEGURIDAD EN EL COCHE

Todos sabemos que la seguridad en el coche es muy importante ya que nuestros hijos corren un riesgo mayor en caso de accidente. Por ese motivo es muy importante elegir una buena silla de coche, que cumpla todas las normativas y vaya acorde con la edad pero sobretodo con el tamaño y el peso de tu hijo. 

Pero eso no es suficiente. Si el proceso de instalación de la silla de coche no es optimo, podemos poner en peligro la seguridad vial de nuestros pequeños. Siempre debemos instalarla siguiendo las instrucciones del fabricante. 

Otro de los puntos clave, es comprobar cómo quedan colocados los niños. Para ello, es importante que nos fijemos en que todo esta en la posición correcta antes de empezar a circular, y hay que tener en cuenta que existen una serie de pasos a seguir. 

De hecho, hay estudios que indican que un 60% de los padres no atan correctamente a sus hijos. Los pasos a seguir son los siguientes. 

1. Regulamos el arnés a la altura adequada. 

El arnés debe salir del respaldo de la silla a la altura de los hombros o un poco por encima, nunca por debajo. 

Si el arnés sale por debajo de los hombros, ante un impacto frontal presionará los hombros hacia abajo comprimiendo la columna. Si la silla no dispone de posiciones de arnés a una altura suficiente, ha llegado el momento de cambiar la silla. 

Si el arnés sale demasiado por encima, no podemos tensarlo de modo eficaz sobre el cuerpo del niño. 

2. Verificamos que no lleva vueltas. 

El arnés debe abrazar el cuerpo del niño sin girar sobre sí mismo. Un arnés retorcido reparte la carga de modo desigual y sobre una menor suficiente del cuerpo.

3. Aplicamos la tensión adecuada. Ni más ni menos. 

Un arnés correctamente tensado debe permitir deslizar dentro un par de dedeos, no más. 

¿el niño se desabrocha el arnés? 

El arnés de 5 puntos es el único sistema que garantiza la permanencia del ocupante en la silla incluso en accidentes con vuelta de campana. Pero si el arnés esta desabrochado no sirve de nada. 

La fuerza necesaria para abrir el cierre del arnés está reglamentada por la normativa ECE R44 en la que establece que no tiene que superar los 80 Newton: Se trata de una medida de seguridad para que un adulto no experto sea capaz de desabrocharlo al ocupante. Por el mismo motivo debe ser rojo y mantenerse siempre visible y accesible. 

Es importante educar a los niños para que no se desabrochen el arnés. Si lo hacen, debemos detener el coche, abrocharlo de nuevo y recriminar su acción. Nunca alabemos su habilidad o su ingenio en lograrlo. 

¿el niño saca los brazos del arnés? 

Si los niños sacan los brazos del arnés, no podemos garantizar su protección ante un impacto. De nuevo, detengamos el vehículo y armémonos de paciencia para hacerle entender que su comportamiento es inadecuado. 

Si este problema se da con demasiada frecuencia, recomendamos el 5PointPlus, un dispositivo que ha sido galardonado con imponentes premios internacionales a la innovación por solventarlo. 

Esperamos que les sea de ayuda esta información y no dudéis en preguntar que resolveremos todas sus dudas. 

Todos los comentarios

Deja un comentario