EMPIEZAN A SALIR LOS DIENTECITOS

El dolor dental que padecen los bebés cuando le salen los dientes es de los peores dolores que podemos padecer según los pediatras. Por ese motivo podemos encontrar muchos productos para que ese dolor sea un poco más llevadero. 

Lo más natural es que los dientes empiecen a brotar alrededor de los 8 meses, aunque cada bebé es un mundo y puede que a tu bebé le salgan antes o después. 

Las molestias empiezan a aparecer mucho antes de que empiecen a salir los dientes. Podemos observar las encías del bebé un poco enrojecidas, que tu bebé está más irritable, babea más y quiere ponerse todo en la boca y morder. Es muy probable que durante este proceso tengan un poquito de fiebre, aunque en la mayoría de casos no supera los 38º no hay porque asustarse si los supera.

Lo primero que salen son los dientes de delante y es la parte más sencilla del proceso.

Aunque hay muchos trucos para aliviar este dolor, estas no son infalibles ya que no a todos los bebes les va bien lo mismo. Así que tendrás que probar y encontrar el método que le funciona a tu bebé. 

Un método para aliviar el dolor es el uso de mordedores. De estos hay un montón de tipos; de gel, para meter en el frigorífico (ya que el frío es un buen antiinflamatorio), con aro, especiales para muelas, etc.

Al final debes elegir el mordedor que guste más a tu hijo y con el que se encuentre más cómodo.

Hay también mucha variedad de geles gengivales que se aplican directamente masacrando la encía y ayudan a las molestias localizadas.

Todo lo que apliquemos en la encía es recomendable hacerlo muy separado o al final de las comidas ya que así el producto para más efecto ya que el bebé no se lo va a tragar.

En el caso de las muelas y los colmillos el dolor se intensifica. 

En estos casos, si ves que tu bebé lo esta pasando realmente mal lo mas recomendable es ir a visitar a tu pediatra y puede que te recete algún medicamento. 

Como ya sabemos por experiencia propia el anochecer y el atardecer son momentos especialmente delicados para cualquier tipo de dolor. Es normal que este dolor afecte al sueño y a la hora de comer de tu bebé. Pero en los momentos malos piensa que después de unos pocos meses tu bebé va a estar más contento que nunca y empezara a comer mejor. 

Animo que esto pasa rápido y sobretodo ¡cuidado con los mordiscos!

Y tu ¿tienes algún turquito secreto para aliviar el dolor? Cuéntanoslo en los comentarios.

Todos los comentarios

Deja un comentario