Tapón mucoso: qué es y cuándo se expulsa

Si estás embarazada por primera vez, te asaltarán muchas dudas acerca de todo los síntomas o situaciones que envuelven tu nuevo estado. El tapón mucoso es uno de los temas más recurrentes entre las embarazadas primerizas. Y no es para menos. En torno a esta secreción sobrevuela mucha información que, en ocasiones, puede ser contradictoria, generando preocupación a las futuras mamás.

No te preocupes. Te contamos toda la verdad acerca de qué es el tapón mucoso para qué entiendas cada aspecto relacionado con esta secreción natural.

Qué es el tapón mucoso

Conforme avanzas en los meses de gestación, es más que probable que escuches afirmaciones de este tipo: “Justo antes de parir, expulsarás flujo con sangre”; “Esa especie de moco, que es el tapón mucoso, es de color marrón” o “Me alerté porque no me di cuenta de que había expulsado el tapón mucoso”.

Estas afirmaciones tienen una parte de verdad y otra parte que es algo más difusa, puesto que, para cada futura mamá, el color y el momento de expulsión del tapón mucoso es variable, pudiendo estar, cada caso, dentro de la más absoluta normalidad.

El tapón mucoso es una secreción generada por el propio cuerpo de la mujer destinado a cerrar la entrada del útero durante la gestación. Se trata de una reacción del organismo, hacia la séptima semana de gestación, para proteger tanto al feto como a la mujer. El tapón mucoso cierra y aísla el interior del útero, protegiendo la gestación e impidiendo que el embarazo se pueda perder.

Así, el tapón mucoso funciona como una barrera ante la penetración de gérmenes e infecciones externas que puedan afectar el desarrollo del embarazo.

Cómo es el tapón mucoso

A la hora de responder a la cuestión sobre cómo es el tapón mucoso de una embarazada, estableceremos una analogía con el flujo vaginal. Se trata de una sustancia, de textura viscosa, similar a la clara de huevo, de color rosáceo o blanquecino, aunque, como veremos, la tonalidad puede variar.

El cuerpo lo expulsa de manera natural y sabremos reconocerlo al notar un aumento del flujo vaginal, siendo este, además, más gelatinoso. Si bien el nombre de “tapón” puede hacernos pensar en una sustancia rígida, nada más lejos. Estamos ante una secreción muy similar, como hemos mencionado, al flujo vaginal, resultando algo más espesa. Del mismo modo, el olor del tapón mucoso es similar a este último. En caso de ser muy fuerte o desagradable, acude a urgencias.

De qué color es el tapón mucoso

El aspecto del tapón mucoso puede variar, tanto en colores como en textura. Si quieres saber de qué color es el tapón mucoso, te diremos que puede presentar una tonalidad rosácea, blanquecina, rojiza o, incluso, marrón.

Cuando el tapón mucoso es expulsado, recorre el interior del cuello del útero, llevándose consigo restos de sangre. Es, por ello que, en la gran mayoría de casos, aparezca con hilos de sangre o con la tonalidad de esta sustancia. En caso de que, el cuello del útero, no presentase sangre, seguramente el tapón mucoso luzca blanquecino o, incluso, amarillento.

Después de expulsar el tapón mucoso cuánto tarda el parto

Esta quizá sea la cuestión que genera más controversia. A la hora de determinar cuándo se expulsa el tapón mucoso, diremos que es variable. De la misma forma que la apariencia del tapón mucoso no es igual en todas las mujeres, tampoco lo es el tiempo que transcurre entre su expulsión y el momento de dar a luz.

De hecho, algunas mujeres pueden sufrir una pérdida del tapón mucoso en las fases iniciales del embarazo. Pero tranquila, no tiene porqué ser un motivo de alarma. La expulsión del tapón mucoso en estos momentos iniciales puede relacionarse con una mayor susceptibilidad del bebé. Tu cuerpo volverá a crear un tapón nuevo para aislar tu útero y proteger tu embarazo.

Por lo general, la expulsión se produce en el tiempo comprendido entre la semana 37 y 42 de embarazo. Esta expulsión suele estar precedida de contracciones uterinas, que favorecen el contacto de la cabeza del bebé contra el cuello uterino. Así, el cuello uterino comienza a activarse y a dilatarse, lo que provoca la expulsión del tapón mucoso.

Por otro lado, desde que el cuello uterino se abre y el tapón mucoso comienza su descenso hasta ser expulsado por completo, hablamos también de una duración variable. Mientras que algunas mujeres lo expulsan de manera progresiva, a través de pequeñas pérdidas en forma de hilos o manchas, otras experimentan una expulsión más acelerada, sobre todo si han tenido partos previos o si sufren de contracciones muy intensas.

Cómo vemos, ante la cuestión: Después de expulsar el tapón mucoso ¿cuánto tarda el parto?, podemos hablar de un amplio abanico de posibilidades que dependerán, especialmente, de la cantidad de sustancia expulsada y de si esta está acompañada o no de otros síntomas del embarazo. Por ejemplo, si la pérdida de tapón mucoso es escasa, ausente de sangrado y, además, no percibes movimientos de tu bebé o contracciones, puedes esperar a que estas sean más intensas y no acudir a toda prisa al hospital.

Cómo saber si perdí el tapón mucoso

Si te preocupa la cuestión sobre cómo saber si perdí el tapón mucoso, te diremos que, para algunas mujeres, la expulsión pasa totalmente desapercibida. Dada las similitudes que presenta con el flujo vaginal que, como sabemos, aumenta durante el embarazo, podemos confundirlo con este.

En otras ocasiones, la cantidad y, especialmente, una textura muy gelatinosa, revela que hemos expulsado el tapón mucoso. Además, en el caso de notarlo en la ropa interior, apreciaremos que, a diferencia del flujo, es muy difícil de limpiar.

Por otro lado, puedes perder parte del tapón mucoso después de una exploración ginecológica o, también, con las contracciones.

¿Debo ir al hospital si expulso el tapón mucoso?

La expulsión del tapón mucoso puede producir la rotura de la bolsa del líquido amniótico, alertando a la madre de un parto inminente.  No obstante, la rotura de la bolsa puede producirse, incluso, hasta dos semanas después de la expulsión del tapón mucoso.

Por lo que, si estás preguntando: ¿Debo ir al hospital si expulso el tapón mucoso? Te diremos: depende. Siempre es recomendable informar a la obstetra para contar con su evaluación de la situación, sin embargo, no es señal inequívoca del inicio del parto. La expulsión del tapón mucoso anuncia el parto si está acompañado de la rotura de aguas, así como de contracciones fuertes y regulares.

Sí habremos de acudir al hospital en los siguientes casos:

  • Sangrado vaginal, similar a la menstruación.
  • Dolor intenso en el abdomen
  • Contracciones en las semanas próximas al parto
  • Pérdida del líquido amniótico, por poco que sea

Esperamos que, después de este artículo, hayamos disipado tus dudas en torno al tapón mucoso. Como has podido leer por ti misma, se trata de una secreción totalmente natural y beneficiosa para el correcto desarrollo de tu embarazo.

Su expulsión la produce tu propio cuerpo y habrás de estar atenta a otros síntomas de la gestación, como las contracciones o la rotura de la bolsa de aguas que protege al feto, para determinar si el momento del parto se acerca o si todavía nos quedan algunos días o semanas por delante. Ante cualquier duda, consulta siempre a los especialistas.