Sacaleches: consejos y trucos que necesitas para su uso

Los bebés deben alimentarse con leche materna de manera exclusiva (LME), al menos, hasta los 6 meses para tener un correcto desarrollo y crecimiento, tal como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así mismo, la entidad recomienda la lactancia materna hasta los 2 años e incluso un poco más y que se acompañe con otro tipo de alimentos desde el momento en el que finaliza el periodo LME. Los sacaleches son una de las soluciones más efectivas para las mamás que quieren alimentar a los bebés con su leche materna, pero sin necesidad de amamantarlos y contando siempre con un poco de leche en la nevera para poder alimentarlos cuando deseen. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los sacaleches. Respondemos a cuándo usar sacaleches, cómo esterilizar sacaleches y qué hacer si no me sale leche con el sacaleches, entre otras. ¿Eres mamá primeriza? Entonces, este artículo te interesa.

¿Qué es un sacaleches?

El sacaleches es un aparato que se utiliza para extraer la leche materna del pecho cuando las mamás se encuentran en periodo de lactancia. Los sacaleches son conocidos también como extractores de leche o bombas de leche, estos dispositivos pueden ser del tipo sacaleches manual o eléctrico. Es un aparato que resulta muy útil ya que permite alimentar al recién nacido sin necesidad de amamantar, además no es necesario que la madre esté en el momento. El sacaleches funciona imitando los movimientos de succión que llevan a cabo los bebés, estos pueden incluir una batería y funcionar por electricidad de manera automática o ser manuales, lo que significa que es la madre la que debe apretar el dispositivo o la palanca para poder extraer la leche. En definitiva, se trata de aparatos que resultan muy prácticos, útiles y fáciles de usar, además de todas las ventajas que ofrecen.

Cuándo usar el sacaleches

El sacaleches puede ser utilizado desde el momento del nacimiento del bebé, incluso desde antes del parto. Eso sí, no se recomienda empezar antes de las 36 o 37 semanas de edad gestacional. Ten en cuenta que en estos casos la leche saldrá en pocas cantidades y que el aumento suele tener lugar entre las 30 y 72 horas posteriores al parto, cuando la producción de prolactina —la hormona que estimula la secreción de la leche— es mayor. Al responder al interrogante de cuándo usar sacaleches es conveniente tener en cuenta algunas situaciones en las cuales puede ser más aconsejable su utilización. Estos son algunos ejemplos recomendados:

  • Cuando el bebé es prematuro y tiene problemas para coger el pecho.
  • Cuando la madre produce más leche de la que toma el bebé.
  • Cuando la madre toma medicación, en ese caso el sacaleches se utilizará antes de tomar el medicamento.
  • Cuando la madre necesita ausentarse unos días.
  • Si la madre tiene grietas en el pezón.
  • Cuando se tiene hipersensibilidad en los pezones.
  • Cuando le crecen los dientes al bebé.
  • En los casos en los que no se prefiera dar biberón antes que amamantar.
  • Cuando no se quiere amamantar en público.

Cómo esterilizar sacaleches

Existen muchos sacaleches o extractores de leche en el mercado, como los sacaleches dos en uno que pueden ser manuales y eléctricos. Ahora bien, todos ellos destacan por su fácil utilización, montaje, limpieza y esterilización. En este apartado te explicamos de manera resumida 4 sencillos pasos que debes seguir para esterilizar estos dispositivos y para que puedas usarlos con total normalidad. Estos son:

  1. Desmontar todas las piezas lavables: Debes separar las piezas que pueden ser lavables. Te recomendamos que consultes el manual de tu dispositivo si no sabes cuáles son.
  2. Lava con jabón neutro y enjuaga con agua caliente: Mientras calientas una olla con agua caliente aprovecha para lavar a fondo las piezas con agua templada y jabón neutro. Después sumérgelas en la olla.
  3. Deja secar las piezas: Lo siguiente que debes hacer es dejar secar las piezas sobre una toalla o trapo limpio encima de la encimera. No lo seques con la toalla o el paño para evitar que se desprenda pelusa.
  4. Vuelve a montar el sacaleches: Una vez que las piezas se hayan secado, podrás volver a montar el sacaleches.

¿Qué hacer si no me sale leche con el sacaleches?

Hay ocasiones en las cuales no sale suficiente cantidad de leche para amamantar al bebé haciendo uso de este aparato —a veces, incluso, no sale nada—. ¡No te preocupes! Es algo normal y pasa con bastante frecuencia. Lo recomendable en estos casos es que estimules tu pecho antes que nada y que pruebes algunos consejos para aumentar la cantidad. ¡Los vemos!

Consejos sacaleches: el mejor sacaleches, siempre

Lo primero que debes hacer es asegurarte de comprar un sacaleches de calidad. Como decíamos, hay muchos productos, pero no todos ofrecen la misma calidad. Te recomendamos que te informes de cuáles son las mejores marcas y que compres un sacaleches de calidad.

Consejos sacaleches: estimula el pecho con un masaje

Si tu sacaleches es de calidad, pero aun así sigues sin sacar leche, lo siguiente que te recomendamos que hagas es que estimules el pecho. Para ello, aplica un masaje por todo el pecho.

Consejos sacaleches: saca leche con un pecho y amamanta con el otro

Suele ser bastante efectivo a la hora de aumentar la producción de leche ya que aumenta el reflejo de eyección. También puedes optar por hacer uso de un sacaleches doble.

Consejos sacaleches: relájate y piensa en tu bebé

En el caso de que el bebé no esté contigo, lo mejor que puedes hacer es relajarte y usar una foto suya u oler su ropita para estimular la producción de leche.

Sacaleches manual o eléctrico: ¿Cuál es mejor?

En 1000Bebes somos expertos en la venta de productos especiales para los recién nacidos, como es el caso de los sacaleches. Para nosotros el mejor sacaleches es el eléctrico, como los que puedes ver en el catálogo de nuestra tienda online. Los sacaleches eléctricos tienen una gran cantidad de ventajas. Las principales son las siguientes:

  • Ayudar con los problemas de suministros.
  • Mayor comodidad
  • Gestionar mejor tu tiempo.