¿Qué tetina es mejor para el bebé?: tipos y consejos

A la hora de elegir una tetina para tu bebé pueden surgirte dudas acerca de qué tipo es mejor o en base a qué aspectos se debe elegir para que se adapta lo máximo posible al bebé. Para que sepas qué tetina usar y en qué se diferencian los distintos tipos de tetinas que existen en el mercado, hemos confeccionado este artículo con todo lo que tienes que saber acerca de las tetinas y aspectos esenciales para que sepas siempre identificar qué tetina es mejor para el bebé.

Cómo saber qué tetina usar

Elegir la tetina del biberón no es algo que se deba hacer a la ligera, y de hecho hay que tener en cuenta dos factores esenciales para dar de lleno con la que necesitas: el tipo de material que prefieres y el tipo de comida que se le va a administrar por el biberón. Y es que hay más tipos de tetinas de lo que parece, así que dar con la idónea no siempre resulta sencillo.

En el mercado puedes encontrar tetinas de látex y tetinas de silicona. Las de látex, como estas tetinas de Jané, son más elásticas pero se deterioran con el tiempo y pueden provocar reacciones alérgicas, mientras que otras, como las tetinas de silicona de Bebédue, son algo más rígidas pero no se degradan con el uso.

Aunque lo normal es que el biberón se utilice para darle leche al bebé en las comidas, es posible incluir zumos, batidos u otras comidas líquidas elaboradas a base de alimentos triturados para hacer que su administración sea más sencilla: hay tetinas para leche, para jugos, para papillas… cada una dispone de una morfología determinada para favorecer la circulación del alimento y evitar obstrucciones y apelmazamientos en el interior del biberón. Pero vayamos por partes.

Tipos de tetinas

Dependiendo de si las distinguimos por material, por tipo de flujo, por forma o por tamaño podemos encontrar más o menos tipos de tetinas, así que vamos a hacer un breve resumen para que los conozcas todos y sepas qué tetina es mejor para el bebé en cada caso.

Tipos de tetinas según el tipo de flujo

Dado que te acabamos de explicar la diferencia entre las tetinas de látex y de silicona, vamos a pasar directamente a la división de tetina por tipo de flujo. Existen cuatro variedades: de flujo lento, de flujo medio, de flujo rápido y de flujo variable.

Aunque muchas madres optan por estas últimas (ayudan a tragar al bebé en todo tipo de condiciones e independientemente del tipo de alimento que se les dé, lo que permite comerse menos la cabeza y pensar en cómo saber qué tetina usar en cada momento), lo cierto es que es mejor apostar por una tetina anatómica o fisiológica adaptada a su edad.

Las de flujo lento son estupendas para bebés recién nacidos, pues la leche va saliendo poco a poco. Pero a partir de los tres meses, cuando por lo general hay que cambiar la tetina de biberón, lo mejor es optar por una de flujo medio, ya que necesitarán más cantidad de alimento y notarás que succionan con más fuerza.

A partir de los 6 meses esto lo notarás con más intensidad y muy seguramente te preguntes qué tetina es mejor para el bebé llegado el momento. Dado que sus necesidades nutricionales van en aumento, lo mejor es cambiar la tetina por una de flujo rápido, como las tetinas rápidas de Bebédue, ya que a partir de este momento el bebé necesita grandes cantidades de leche y no tendrá problemas para succionar.

Tipos de tetinas por forma

Existen tetinas con forma de gota, además de las fisiológicas y anatómicas, de las que hablaremos algo más adelante. Estas tetinas están pensadas para adaptarse a todo tipo de bocas y a ayudar al pequeño a ingerir el alimento.

Las tetinas de gota cuentan con una forma más redondeada y, aunque puede interferir levemente en la formación del paladar, ha sido la preferida por muchas familias durante años. La anatómica por su parte está pensada para evitar malformaciones en el paladar, y la fisiológica es la idónea cuando hablamos de hacer más leve la transición del pecho al bibe.

Tipos de tetina según su tamaño

La boca de un bebé no tiene mucho margen de error, así que no existe una gran variedad de tallas de tetinas. Existen las tetinas de boca estrecha y las de boca ancha. Las primeras son más tradicionales y se caracterizan por presentar una boca más alargada, mientras que las segundas están pensadas para biberones algo más gruesos.

La principal ventaja de las de boca ancha es que son más fáciles de limpiar, pero no gustan a todos los bebés debido precisamente a su gran tamaño. En cambio, las de boca estrecha, aunque más difíciles de limpiar, proporcionan mejores sensaciones al pequeño.

Tetina anatómica o fisiológica: ¿qué es mejor?

La tetina anatómica simula la forma del pezón materno y otorga al bebé una sensación de familiaridad, ya que la forma no le resultará extraña. La parte plana está pensada para adaptarse al paladar, y por eso solo puede colocarse de una forma. Esto exige de un mayor control en el caso de los chupetes, aunque en las tetinas del biberón, al ser los propios padres los que se lo administran, este problema desaparece.

En realidad, los efectos entre una tetina anatómica o fisiológica no son demasiado diferentes: lo único que cambian son las sensaciones en boca, pero ninguna de estas tetinas puede considerarse mejor que la otra.

Las tetinas fisiológicas presentan un diseño más uniforme, pudiendo colocarla en la boca del bebé en cualquier posición. Esto evita la formación de posibles malformaciones bucales que sí pueden producirse con las tetinas anatómicas.

Cuándo cambiar la tetina del biberón

Pasados los tres meses es cuando cambiar la tetina del biberón resulta fundamental para adaptar el caudal de alimento a las necesidades nutricionales del bebé. En estos momentos, la alimentación deberá sufrir cambios para ir introduciendo nuevos alimentos.

A estas alturas dudamos de que tengas problemas sobre cómo colocar la tetina del biberón correctamente, pero si has decidido cambiar de forma o no lo ves claro, tómatelo con paciencia o pregúntanos para que te demos asesoramiento especializado con los mejores consejos sobre cómo colocar la tetina del biberón sin dificultades.

Sin embargo, si no sabes cuándo toca cambiar la tetina del biberón, no te despistes porque pasadas las primeras cuatro semanas ya hay que ir pensando en un cambio, sobre todo si usas una tetina MAM, que cuenta con un modelo 0 para recién nacidos. Una pregunta frecuente entre los padres que usan tetinas de esta marca es cuándo hay que pasar de la tetina 1 a la 2, y MAM es muy clara en este aspecto: la tetina MAM 0 es para recién nacidos; la tetina MAM 1 es para bebes de más de cuatro semanas, y la tetina MAM 2 es apta para bebes de más de dos meses y funciona bien con todo tipo de líquidos.

No obstante, si tienes cualquier duda acerca de cuándo hay que pasar de la tetina 1 a la 2 de MAM, cuenta con nosotros para asesorarte y explicarte cómo saber qué tetina usar en cada fase del crecimiento del bebé.

Cómo colocar la tetina del biberón

Además de saber cuándo hay que cambiar la tetina del biberón, también tienes que tener clara la posición correcta que debe adoptar para que el peque pueda disfrutar de una manera limpia y segura de sus comidas.

La posición idónea dependerá de si hablamos de una tetina anatómica o fisiológica, así como de la marca, ya que algunas cuentan con requisitos y recomendaciones específicas. Es importante saber cómo colocar la tetina del biberón para evitar accidentes y derrames del alimento durante las comidas y, sobre todo, elegir el modelo adecuado. No hay nada como saber qué tetina usar para hacer más fáciles las comidas al bebé, ya que la elección adecuada puede proporcionarles a los peques una experiencia mucho más satisfactoria al adaptarse a su boca y poder succionar la cantidad ideal de comida del biberón.

Es importante que los padres tengan en cuenta los tiempos, puesto que caer en la rutina de las comidas puede despistarles y hacer que no cambien las tetinas cuando por edad o por desgaste empieza a ser necesario. Aunque saber cuándo pasar de la tetina 1 a la 2 de MAM no es complicado, ya que esta marca usa una enumeración muy simple para sus distintos modelos de tetinas, otras marcas sí emplean una terminología más complicada y no siempre recomiendan cambiar las tetinas en el mismo momento, por lo que hay que tener en cuenta las recomendaciones del fabricante y de los expertos en alimentación infantil.

Si estás buscando las mejores tetinas del mercado para el biberón de tu bebé, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro catálogo de tetinas. Además, el equipo al completo de 1000bebés estará encantado de ayudarte a elegir la que mejor se adapte a tu pequeño para que ambos podáis seguir disfrutando de grandes momentos juntos.