Qué es un collar de lactancia y cómo se usa

Uno de los accesorios más recomendados a las madres que dan de amamantar al bebé o lo llevan en brazos en su día a día es el collar de lactancia. Sin embargo, algunas mujeres que estén pensando la opción de ser madres puede que ni siquiera sepan cómo se usa el collar de lactancia ni cuál es su función concreta.

Para sacarte de dudas, vamos a profundizar un poco más en esta cuestión para que conozcas de qué materiales está hecho un collar de lactancia y qué papel juega en el desarrollo cognitivo del bebé.

¿Qué es un collar de lactancia y cuál es su propósito?

Si alguna vez has leído acerca del desarrollo de los bebés o del proceso de lactancia, seguramente hayas oído hablar de los collares que recomiendan a las madres llevar en los momentos en los que el pequeño esté en sus brazos, ¿a que sí? Pero, ¿sabes qué es un collar de lactancia exactamente?

Lo primero que debes saber es que los collares de lactancia no son juguetes para el bebé, sino complementos para la madre y, por tanto, lo mejor es que no los dejes nunca junto al bebé sin supervisión. Aun sabiendo lo que es el collar de lactancia, muchas madres cometen el error de prestárselo al pequeño después de soltarlo de los brazos, cuando en realidad es un producto pensado para la madre que, eso sí, permite interactuar al peque.

“¿Para qué sirve el collar de lactancia, si no es para jugar con el bebé?”, se preguntarán muchas madres. Lo cierto es que la pregunta no está mal formulada, pero ahí está la clave: es en la interacción entre madre e hijo donde reside el verdadero quid de la cuestión.

Para comprobar cómo se usa el collar de lactancia, lo mejor es hacer la prueba y ver cómo cumple su función mientras el bebé está en brazos. Al separarse de su madre, el collar deja de ser funcional, no estimula de la misma manera al pequeño y muchos de los beneficios de su uso desaparecen.

A estas alturas puede que te imagines para qué es el collar de lactancia, si es que no lo sabes ya. Efectivamente, un collar de lactancia está pensado para evitar que el pequeño estire del pelo o pellizque en zonas sensibles a la mami mientras este está en sus brazos, algo que suele ocurrir muy a menudo cuando se le da el pecho. Su principal función es evitar estas molestias a la madre, pero a día de hoy cumplen otras funciones que también reportan enormes beneficios al pequeño.

Ventajas de usar un collar de lactancia

Estamos seguros de que alguna vez has visto un collar de lactancia en el cuello de una madre, pero puede que te haya pasado totalmente inadvertido. Y lo cierto es que, ahora que sabemos lo útil que es un collar de lactancia, muchas madres deciden llevarlo para ganar en comodidad mientras el peque se entretiene en tus brazos, así que seguro que has visto más de uno y de dos.

Pero, a pesar de que es el collar de lactancia el instrumento favorito para evitar que el bebé se distraiga con el pelo de su mami o comience a pellizcar de manera insistente algunas partes de su cuerpo, es un estímulo sensorial impresionante porque capta la atención del peque con sus formas y vivos colores.

También es un alivio que no tiene precio para la dentición, ya que les permite morder y romper la membrana gingival que causa la inflamación de las encías, estimulando así la salida de las primeras piezas dentales. Esto le permitirá ganar en comodidad mientras ve aliviadas en gran medida sus molestias a causa del crecimiento de los dientes de leche.

Confeccionando un collar de lactancia propio

Ahora que ya sabes qué es un collar de lactancia y todos los beneficios que proporciona al pequeño no solo a nivel de comodidad, sino también cerebral y cognitivo, fomentando su relajación y evitando que la madre sufra los temidos pellizquitos del peque mientras se familiariza con las formas y los colores y le ayuda a aliviar las molestias de la dentición, puede que te animes a hacer tu propio collar.

Si quieres saber cómo hacer un collar de lactancia de silicona de tu propia cosecha, no tienes más que hacerte con los siguientes materiales: cuentas de madera y silicona, hilo o cordón de algodón, aguja para lana, tijeras y, si quieres, puedes añadir un enganche o un broche.

Con lo fácil que es morderlo para ellos y como se usa el collar de lactancia para aliviar también los problemas de la dentición, llevándoselo a la boca constantemente, es importante que la silicona que se utilice esté libre de BPA (bisfenol A, una sustancia química asociada a la fabricación de envoltorios y plásticos de alimentos con efectos nocivos en bebés), contaminantes y otras partículas potencialmente peligrosas para su salud.

Lo cierto es que, una vez tengas los materiales reunidos, verás cómo hacer un collar de lactancia con silicona no es nada complicado. Tan solo tienes que ir intercalando las piezas de silicona con las de madera, siguiendo un patrón de colores lógico, para que consiga llamar la atención del bebé y pueda entretenerse mientras se encuentra en el regazo de la mami.

En definitiva: ¿es conveniente utilizar un collar de lactancia?

Definitivamente, sí. Cómo hacer un collar de lactancia con silicona puede ser algo complicado si buscas uno muy específico o no dispones del tiempo suficiente como para fabricarlo tú misma, no hay ningún inconveniente si decides adquirir uno ya hecho.

La cuestión es no solo saber para qué es el collar de lactancia ni todos los beneficios que tiene para el bebé, sino saber integrarlo de una manera gradual para que el peque lo asocie a los ratitos con mami y pueda estar entretenido mientras ella le da el pecho.

Dado lo enormemente beneficioso que es el collar de lactancia, sobre todo a nivel visual y celular, fomentando las relaciones de colores y figuras y ayudando a su desarrollo cognitivo, su uso está más que recomendado. Muchas madres se preguntan entonces, algo confundidas, para qué sirve un collar de lactancia, si para entretenerlo durante las sesiones en las que hay que darle de mamar o mejorar su desarrollo intelectual.

La respuesta es: para todo. Los bebés aprenden durante el juego, y el modo de que se desarrolle intelectualmente es jugando. Ocurre en todos los mamíferos, y en el caso del ser humano esto no es diferente. Además, al relacionarlo con momentos tan necesarios como la alimentación, el pequeño empezará a asociar esos momentos con los juegos del collar y sabrá para qué es el collar de lactancia cuando se lo vea a su mami puesto.

Es un buen modo de entrenar la memoria y empezar a crear asociaciones de colores, formas, palabras y actividades, una fase vital en el desarrollo de la infancia.