Molestias en el embarazo: cuáles son las más comunes y cómo aliviarlas

El embarazo es uno de los momentos más importantes en la vida. Se trata de una etapa en la cual afloran infinidad de sentimientos, en la que comienzan los preparativos para acomodar la habitación del pequeño, en la que se realizan las compras de su ropita, sus accesorios, sus complementos y mucho más. La fecha en la que se anuncia a familiares y allegados que pronto llegará un ser o más a este mundo —¡con toda la ilusión que esto supone! —. Sin duda, es un momento muy bonito y esperado.

Ahora bien, el embarazo también tiene algunos inconvenientes, como imaginarás, debido a los pronunciados cambios hormonales y el aumento del útero. Y estos están relacionados, principalmente, con molestias como el cansancio, la hinchazón, las náuseas o la acidez, el dolor de espalda o la incomodidad. En este portal sabemos lo bonito que resulta la etapa de embarazo, pero también queremos informarte de cuáles son las principales molestias para que no te extrañes o preocupes en exceso si las estás sintiendo. Te recomendamos que leas este artículo para más información.

Molestias típicas del embarazo

Las molestias en el embarazo varían dependiendo de lo avanzado que este esté, puesto que no todas se sentirán al mismo tiempo ni durante toda la etapa de embarazo. Por lo general, estas suelen consistir en náuseas, vómitos, hinchazón, molestias menstruales durante el embarazo, mareos, cansancio, somnolencia, acidez o dolores de espalda. Debes tener en cuenta que el segundo trimestre de embarazo es la mejor de las etapas, ya que en estos 3 meses ya se habrán formado los órganos del bebé y habrán desaparecido las molestias típicas del embarazo como son los vómitos y los mareos. Las molestias para dormir en el embarazo, así como las molestias en la tripa durante el embarazo tienen lugar a partir del último trimestre. Estas están relacionadas con el tamaño del útero y el aumento de peso.

¿Cuándo empiezan las molestias en el embarazo?

Por lo general, el primer trimestre de gestación es aquel que mayores molestias ocasiona y donde estas se vuelven más acusadas a causa de los grandes cambios hormonales que se están sufriendo. Por lo general, los primeros síntomas tienen lugar entre los 21 y 35 días, cuando hay una ausencia de menstruación. Este es el síntoma de embarazo más importante —aunque no es una molestia como tal—.

Ahora bien, si nos centramos en molestias o dolores, lo primero que se resienten son los pechos. Las molestias en los senos durante el embarazo tienen lugar debido a que estos empiezan a prepararse para poder producir leche desde el comienzo de la gestación. Las molestias en los senos durante el embarazo van acompañadas de hinchazón, sensación de hormigueo y extrema sensibilidad, aunque todo depende, por supuesto, de cada mujer —hay quienes apenas tienen síntomas a lo largo de todo el embarazo—.

Otros de los síntomas que tienen lugar cuando empiezan las molestias del embarazo más frecuentes son el dolor en el vientre, las náuseas y los vómitos, la indigestión, la hinchazón, los mareos y la bajada de tensión, el cansancio y el sueño, incluso un sangrado de implantación —este sangrado se produce por una leve erosión que tiene lugar cuando se implanta el útero fecundado en el útero, aunque no es nada preocupante—. También los cambios en el sentido y en el gusto, cambios de humor, dolor de cabeza, una mayor salivación y la congestión nasal.

Molestias en el embarazo

A continuación, te explicamos cuáles son las molestias en el embarazo en función de los meses de gestación.

Molestias 1 mes embarazo

Las molestias durante el primer mes de embarazo, como explicábamos más arriba, no suelen ser detectadas hasta que falta el primer periodo. Es decir, unas dos semanas después de la fecundación. Es posible que algunos síntomas sean muy parecidos al síndrome premenstrual que tienen que ver con algunas molestias en la tripa durante el embarazo, como leves pinchazos, un aumento de la secreción vaginal, mayor sensibilidad olfativa…

Molestias 2 mes embarazo

Las molestias comienzan a hacerse presentes a partir de la 5ª o 6ª semana —aunque todo depende de cada mujer—. Las molestias a 6 semanas de embarazo, por ejemplo, consisten en náuseas y vómitos. Estos tienen lugar especialmente durante la mañana. Es probable, así mismo, que se experimente una pérdida de peso como consecuencia de estas. Ahora bien, el pecho puede aumentar un poco de tamaño y estará más sensible debido a la presión que ejerce el útero. El embrión, en esta etapa, tiene un tamaño de 2 a 4 milímetros.

Las molestias en la semana 8 de embarazo, por ejemplo, tienen que ver con los grandes cambios morfológicos que afectan al diminuto feto. En esta semana, el feto ya comienza a llamarse embrión —ya que no depende del saco vitelino para recibir los nutrientes y oxígeno, sino de la placenta y el cordón umbilical—. La madre, en esta semana todavía no aprecia grandes cambios en el abdomen o en la cintura, aunque se pueden sentir pinchazos en la zona de bajo del vientre o algunos dolores pasajeros y similares a la menstruación, incluso calambres en las piernas —sobre todo, por la noche—.

Molestias 3 mes embarazo

El vientre se expande, por lo que es posible que la ropa comience a quedarse pequeña. En este mes de embarazo se suman síntomas como una mayor acidez y ardor en el estómago debido a los cambios hormonales que afectan al sistema digestivo. En este mes del embarazo suelen desaparecer las náuseas debido a que se disminuye la producción de una hormona conocida como gonadotropina coriónica, que es la causante de estos síntomas, así como de los cambios que se producen en el apetito. Es decir, se experimentarán más ganas de comer. Otro de los síntomas en el tercer mes de embarazo es la inflamación de las encías. Estas pueden sangrar en algunas ocasiones.

Molestias 4 mes embarazo

Por lo general, los síntomas tienden a disminuir en este mes de embarazo y durante el siguiente trimestre. Las molestias en la semana 14 de embarazo pueden implicar, por ejemplo, la aparición de manchas en algunas zonas de la piel. Esto se debe a la acción de los progestágenos, a causa del cambio hormonal. Los cambios de pigmentación es algo que afecta, también durante la semana 15 de embarazo, molestias que pueden verse reflejadas en el color de las areolas o pezones —que, además, aumentan de tamaño—. También aparece lo que se conoce como línea alba. Esta va desde el centro del abdomen hasta el ombligo y tiene un tono más oscuro que el resto de la piel. Se trata de algo inofensivo y natural que, por lo general, suele acompañar a las embarazadas hasta dar a luz. Las molestias en la semana 17 de embarazo pueden incluir, también, la aparición de lunares o que estos se oscurezcan. También, los problemas de estreñimiento debido a la presión que ejerce el útero sobre el estómago.

Molestias 5 mes embarazo

En el quinto mes de embarazo las dimensiones de la tripa se vuelven más pronunciadas, por lo que este se vuelve evidente. En este mes pueden notarse las primeras pataditas del bebé. Durante la semana 18 de embarazo, las molestias tienen que ver con el aumento del feto. Otra de las cosas que ocurren en este mes es el aumento del vello corporal debido a la hormona progesterona —sobre todo, en la zona del rostro, mientras que en las piernas disminuye—. En esta etapa del embarazo (semana 19) las molestias pueden implicar, también, una aceleración del rimo cardíaco, así como una mayor retención de líquidos e, incluso, un aumento de las flatulencias. Las molestias en la semana 20 de embarazo pueden provocar mayor calor a la mamá, sobre todo con aumentos repentinos de la temperatura. Esto da lugar, por ende, a un aumento de la sudoración. Se recomienda tener mucho cuidado si el embarazo se desarrolla en verano —para evitar olas de calor—.

Molestias 6 mes embarazo

En este caso nos encontramos con las molestias típicas del embarazo que tienen que lugar de la semana 23 a 26, aproximadamente. Las molestias en la semana 23 de embarazo pueden implicar desde movimientos fetales —notando que el bebé cambia constantemente de posición—, hasta estiramientos de la piel —si la piel no está bien hidratada es posible que haya picores—. Las molestias de la semana 23 de embarazo se corresponden con molestias en los senos durante el embarazo —como ocurría en el primer trimestre— debido a que la piel sigue estando muy sensible. También es posible que haya molestias para dormir en el embarazo debido a que el útero se expande y ya no cabe en la pelvis, lo que dificulta encontrar una postura adecuada. Esto también puede generar una sensación de ahogo pasajera, ya que el útero presiona los intestinos y el diafragma. En la semana 24 de embarazo las molestias pueden provocar una micción más frecuente debido a la opresión que tiene la vejiga por parte del útero, al igual que ocurre durante en el embarazo 26 semanas (molestias) después.

Molestias 7 mes embarazo

En este mes las molestias comienzan a intensificarse y la madre se suele sentir más cansada. A partir de este mes y hasta el noveno mes de embarazo, los problemas tienen que ver con el peso del útero. A 28 semanas de embarazo, molestias e incomodidad van de la mano. Es más probable que aparezcan dolores de espalda, insomnio e incluso dificultad para respirar ya que el corazón late más rápido para bombear la sangre hacia la placenta. A 29 semanas de embarazo las molestias pueden provocar ansiedad, algo que también puede percibirse en los embarazos de 30 semanas y las molestias —incluidos los cambios de humor y el aumento por la preocupación del parto—.

Molestias 8 mes embarazo

Para muchas este es uno de los últimos meses de embarazo, aunque lo más común es llegar hasta los 9 meses. En el embarazo (31 semanas y molestias) lo que suele ocurrir es que el bebé se coloca boca abajo preparándose para nacer, además cada día tiene menos espacio para moverse —con las molestias en la tripa durante el embarazo que ello implica—. Los síntomas del embarazo (32 semanas) y molestias implican, por supuesto, un aumento de peso, así como una mayor sensación de ardor o acidez que va desde el esternón hasta la garganta. La semana 33 de embarazo molestias y la semana 34 de embarazo molestias puede provocar hemorroides, así como estreñimiento.

Molestias 9 mes embarazo

Nos encontramos en el último mes de embarazo, mes en el cual nacerá el bebé. Desde finales de la semana 35 de embarazo las molestias pueden dar lugar a la aparición de varices e incluso calambres. En el embarazo (semana 36 de molestias) estas pueden suponer algunas contracciones falsas —conocidas como contracciones de Braxton Hicks— ya que el feto se encuentra en posición boca abajo preparado de nacer. Otra de las molestias, para la semana 37 de embarazo, molestias para la semana 38 de embarazo y molestia para la semana 39 de embarazo son aquellas que tienen lugar en las piernas, el cansancio excesivo y por supuesto, las contracciones reales hasta romper aguas.

Cómo aliviar las molestias en el embarazo

Para responder a cómo aliviar las molestias en el embarazo lo más recomendado es acudir constantemente a un ginecólogo, ya que —dependiendo de la situación de cada una— será más aconsejable seguir unas pautas u otras—. De cualquier forma, es conveniente tener en cuenta lo siguiente:

  • Mes 1 de embarazo: Reduce la tensión mamaria en los pechos con sostenes de algodón y sin aros, y aplica cremas hidratantes; utiliza humidificadores para la congestión nasal; y recuéstate con las piernas hacia arriba para evitar los mareos o poniendo la cabeza boca abajo entre las rodillas.
  • Mes 2 de embarazo: Para evitar la sensación de náuseas y vómitos prepara numerosas y pequeñas comidas al día. Evita los sabores y olores que puedan desencadenar los vómitos. Tampoco utilices pasta de dientes de sabores.
  • Mes 3 de embarazo: No consumas alimentos que favorezcan la acidez; como tendrás más hambre, trata de fraccionar las comidas a lo largo del día; para evitar el sangrado de las encías, utiliza cepillos suaves; por último, no te aguantes las ganas de ir al baño y bebe dos litros de agua al día para no retener líquidos.
  • Mes 4 de embarazo: Evita la exposición al sol en exceso para evitar manchas en la piel. Ingiere alimentos con fibras para el estreñimiento.
  • Mes 5 de embarazo: No pases demasiado tiempo de pie para evitar la hinchazón en las rodillas o tobillos. No vayas a sitios pequeños o mal ventilados que te den calor para evitar los mareos. Por último, ingiere alimentos con fibras para evitar las flatulencias.
  • Mes 6 de embarazo: Usa cremas hidratantes para evitar los picores en la piel a causa del estiramiento de esta. Utiliza almohadillas para lactancia en el caso de sensibilidad en el pecho. No aguantes las ganas de ir al baño y limita la ingesta de bebidas diurética.
  • Mes 7 de embarazo: Trata de mantener una postura erguida para evitar dificultades al respirar —ello le dará más hueco a tus órganos y bebé—, así mismo, mantén la calma y no hagas movimientos rápidos que puedan cansarte. Puedes practicar actividades relajantes como el yoga o la meditación para aliviar la ansiedad y el estrés.
  • Mes 8 de embarazo: Para evitar la acidez evita tomar mucho líquido durante las bebidas, así mismo trata de dormir recostada sobre varias almohadas que eleven la parte superior de tu cuerpo. Evita forzarte a realizar actividades si tienes falsas contracciones o dolores en la pelvis —como levantar o empujar cosas pesadas—, tampoco separes las piernas demasiado ni hagas movimientos bruscos al bajar del coche. Para las hemorroides puedes aplicar bolsas de hielo sobre la zona, también puedes comprar pomadas o cremas específicas para estas. Sigue comiendo alimentos ricos en fibras.
  • Mes 9 de embarazo: Para evitar la aparición de varices debes evitar ciertas acciones, como sobrecargar peso o fumar. Es recomendable que practiques algo de ejercicio suave durante 30 minutos al día, como caminar. También debes cambiar mucho de postura, usar ropa holgada y descansar con los pies el alto —esto también te ayudará a dormir más cómodamente—. Las duchas con agua fría son muy recomendables, también, para mejorar la circulación. Por la noche, date una ducha con agua caliente, te ayudará a dormir.