Los mejores productos de baño para bebés: recomendaciones de pediatras

Los baños son indispensables para que los bebés mantengan su piel en unas condiciones óptimas, pero no hay que olvidar que hay que utilizar productos específicos para garantizar los máximos niveles de higiene, confort y seguridad para el pequeño.

Vamos a hacer un repaso por las cuestiones preliminares en materia de prevención en función de las recomendaciones de los pediatras, así como por la gama de productos más recomendada en cada caso para bañar a nuestro bebé.

Consejos de los pediatras a la hora de bañar al bebé

Antes de hablar acerca de cuáles son los mejores productos de baño para los bebés, vamos a recopilar una serie de cuestiones básicas que, según los pediatras y expertos en cuidado infantil, siempre hay que tener en cuenta a la hora de preparar el baño.

¡Prohibido el paso!

Lo primero de todo es asegurar que la zona del baño se mantiene restringida mientras estás con los preparativos. Lo mejor es que el baño permanezca inaccesible para ellos, y la mejor forma de conseguirlo es mediante un pestillo puesto a la altura del pomo para que quede lejos del alcance del bebé.

Otra cuestión importante es tener un as bajo la manga para evitar que el pequeño se quede encerrado en el baño. Sería interesante que pudieras utilizar un utensilio para manipular la cerradura desde el otro lado (en algunos pomos es posible conseguirlo con un objeto punzante), o simplemente que el sistema de cierre se pueda inhibir desde fuera en caso de necesitarlo. Estos cierres pueden evitar accidentes domésticos y es muy aconsejable que los incorpores.

Los geles y demás productos de higiene, fuera de su alcance

Sabemos el empeño que pones por darle a tu peque lo mejor de lo mejor, pero es importante que solo puedas manipular tú los productos que vas a utilizar para el baño. Los intensos colores de algunos geles o toallas pueden llamarles mucho la atención y es importante que los almacenes en lugares fuera de su alcance, sobre todo que estén a mucha altura, y sobre todo que no estén a la vista.

Dada la cantidad de productos para bañar al bebé que puedes utilizar por cada sesión, es habitual que no quepa todo en la misma despensa y algunos productos queden desperdigados por otras zonas. Asegúrate de que esto no pase para evitar que el peque lo manipule.

Selecciona cuidadosamente los juguetes del baño

De entre los productos de baño para bebés que puedes comprar en nuestro catálogo, los juguetes ocupan un lugar preferente. Nosotros solo trabajamos con los mejores proveedores y te aseguramos que nuestros productos cumplen con todos los estándares de calidad, pero no todos mantienen el mismo compromiso, así que trata de adquirir los juguetes únicamente en comercios especializados y de fiar.

Si tienes dudas acerca de qué clase de juguetes para el baño comprar o no tienes claro el tipo de complementos que pueden encajar mejor con las sesiones de baño del peque, no dudes en contar con nosotros: te asesoraremos para que elijas la propuesta que mejor se adapte a tus necesidades… ¡y a las suyas!

Eligiendo los mejores productos para el baño del bebé

A la hora de hacer sitio al nuevo miembro de la familia, muchas veces surge la problemática del espacio. Por eso, una de nuestras recomendaciones para aquellas familias que no tengan seguro que van a poder contar con el espacio suficiente como para garantizar la comodidad de su pequeño, son las bañeras plegables.

El modelo Smart Bath de Jané es uno de los productos estrella para bañar al bebé de nuestro catálogo, ya que cuenta con un diseño capaz de proporcionar el espacio necesario como para bañarlo de manera segura y cómoda mientras ofrece la máxima resistencia para que los movimientos del pequeño no comprometan la estabilidad de la ducha.

Pero no solo es en materia de productos donde ponen el foco los pediatras, ya que las afecciones de piel por un uso abusivo de los jabones son cada vez más frecuentes. En este sentido, los médicos insisten en utilizar geles y champús especialmente elaborados para bebés, ya que cuentan con un nivel de pH mucho más estable. Y esto incluye también los jabones para las manos, el cual tienen que coger el hábito de utilizar a diario antes de las comidas y cuando vayan a manipular algo con las manos que luego vaya a entrar en contacto con zonas sensibles.

Nuestro catálogo cuenta con varios productos específicamente pensados para cuidar la piel de los más pequeños. En él puedes encontrar hasta una canastilla Suavinex con productos de higiene para bebés de la marca y, si estás pensando en renovar o incluir un conjunto de geles y productos para el cuidado de la piel, este es uno de los mejores productos de baño para bebés.

Otra cuestión sobre la que hay que poner el foco es en la cantidad y proporción de agua y jabón que hay que poner. Si hay demasiado jabón, la piel podría sensibilizarse y el pequeño incluso sufriría irritaciones, rojeces y prurito. Incluso con los mejores jabones del mercado, medir adecuadamente las proporciones es vital para que el baño sea agradable para el pequeño.

Si tienes dudas acerca de si el jabón que estás usando es el adecuado o no, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu médico para comprobar que estás usando el adecuado. Y no te olvides de medir la temperatura del agua, otro aspecto fundamental para evitar que el pequeño sufra quemaduras e irritaciones a causa de una descompensación térmica.

Además, algunos de los que tenemos en estoc, como este termómetro infantil de Nuvita, cuenta con indicadores LED que alertan de cambios bruscos en la temperatura del agua y sirven para realizar mediciones tanto en bañeras como al aire libre, ideal para medir la temperatura de la habitación. Esta clase de termómetros son uno de los productos de baño para bebés más útiles y demandados por los usuarios, y es que es perfecto para comprobar el estado del agua en tiempo real.

No olvides además que los mejores productos de baño para bebés cuentan con diseños atractivos capaces no solo de aportar útil información a los papás acerca de aspectos concretos del baño, sino que contribuyen a que el ambiente sea más amable y los niños puedan desenvolverse de una forma más natural y relajada.