Diabetes gestacional: qué es, síntomas y qué puedes comer

La diabetes es un problema que afecta al 9,3% de la población mundial. Esta enfermedad tiene lugar debido a una acumulación excesiva de azúcar en la sangre, lo cual —si no se controla— puede suponer serios problemas para la salud de la persona que la padece. La diabetes común puede ser del tipo I, cuando el cuerpo no produce insulina, o del tipo II, cuando la insulina no trabaja adecuadamente. La insulina es una hormona que se libera por el páncreas y que sirve para controlar la cantidad de glucosa en la sangre.

Cuando hablamos de una diabetes gestacional —la que nos interesa en este artículo— nos referimos a un problema de diabetes que tiene lugar durante el embarazo. A diferencia de lo ocurre con la diabetes común, la diabetes gestacional suele curarse en la mayoría de los casos, aunque no siempre ocurre así —como explicamos más abajo—. A continuación, te explicamos qué es la diabetes gestacional y qué causa la diabetes gestacional. También respondemos a otras preguntas de interés, como cuáles son los síntomas de la diabetes gestacional y cuánto dura la diabetes gestacional de manera general. Además, analizamos cómo evitar la diabetes gestacional y cuál es la mejor dieta para diabetes gestacional o qué alimentos debes evitar a toda costa. ¡Sigue leyendo para más información!

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que tiene lugar durante el periodo de embarazo. Por lo general, esta suele ser diagnosticada entre las 24 y 28 semanas de embarazo, por lo que se debe prestar especial atención para evitar complicaciones, así como seguir algunas pautas para prevenirla —como explicamos en el punto “Cómo evitar la diabetes gestacional”—. La diabetes gestacional es una de las complicaciones más frecuentes en los embarazos. Según la Sociedad Española de Medicina Interna (SEIM), esta suele afectar a 1 de cada 10 mujeres. El problema de esta enfermedad tiene lugar cuando el cuerpo no fabrica la suficiente insulina para reducir los niveles de glucosa en sangre.

¿Qué causa la diabetes gestacional?

Aunque no existe una respuesta definitiva a qué causa la diabetes gestacional, algunos estudios apuntan a que esta puede tener lugar por un efecto de las hormonas del embarazo que reducen la capacidad del cuerpo para utilizar la insulina o responder a su acción. Durante el embarazo el metabolismo de la mujer aumenta de manera considerable, por eso, para mantener los niveles correctos de azúcar, el cuerpo tiene que fabricar más insulina. El problema de la diabetes gestacional radica cuando esta no es suficiente, por lo que se elevan los niveles de glucosa en sangre de manera anormal.

Síntomas de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional no suele provocar demasiados síntomas ya que esta suele ser detectada en las analíticas y revisiones periódicas a tiempo para poner una solución cuanto antes. Ahora bien, algunas de las mujeres embarazadas que la han padecido coinciden en haber tenido un aumento de la sed y la necesidad de orinar con mayor frecuencia. Otros síntomas documentados de la diabetes gestacional pueden ser:

  • Visión borrosa.
  • Infecciones frecuentes —incluidas las de la vejiga, vagina y piel—.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de peso a pesar de tener un aumento del apetito.

Efectos de la diabetes gestacional

La diabetes es una enfermedad que puede ir a más si no se presta la atención que necesita y que puede ocasionar serios problemas para el bebé, así como a la embarazada. Unos elevados niveles de glucosa en sangre durante el embarazo pueden provocar los siguientes efectos en el recién nacido:

  • Nacimiento prematuro del bebé.
  • Sobrepeso del bebé al nacer y dificultades en el parto.
  • Bajos niveles de azúcar en la sangre del bebé
  • Problemas respiratorios.

A nivel personal, la diabetes gestacional puede ocasionar lo siguiente:

  • Posibilidad de desarrollar preeclampsia.
  • Parto por cesárea por el tamaño del bebé.
  • Posibilidad de desarrollar diabetes tipo II.

Cuánto dura la diabetes gestacional

Por lo general, la diabetes gestacional suele desaparecer a las pocas semanas del nacimiento del bebé. Concretamente cuando el cuerpo de la mujer vuelve a ajustarse a sus valores hormonales habituales. Ahora bien, a la hora de responder a cuánto dura la diabetes gestacional debes tener en cuenta que esta no siempre desaparece. En el caso de algunas mujeres, los niveles de azúcar no vuelven a la normalidad, por lo que se lleva a cabo un diagnóstico de diabetes que, por lo general, suele ser del tipo II. Como indicábamos en la introducción, este tipo de diabetes tiene lugar cuando la acción de la hormona insulina no funciona adecuadamente.

Cómo evitar la diabetes gestacional

Ahora que ya sabes qué es la diabetes gestacional, es importante que aprendas cómo evitarla. Estos son algunos consejos que debes tener en cuenta para aprender cómo evitar la diabetes gestacional:

  • Mantente activa: Incluye un plan de ejercicio a tu rutina y adáptalo al embarazo. Este aumentará tu nivel de energía y hará que tu cuerpo trabaje adecuadamente.
  • Evita un exceso de peso antes del embarazo: Un índice de masa corporal por encima de 30 suele aumentar las probabilidades de que desarrolles diabetes gestacional.
  • Ganancia de peso gradual: Intenta que la ganancia de peso durante la gestación sea gradual.
  • Control médico rutinario: Acude periódicamente a tu ginecólogo y realízate controles de glucemia en sangre para comprobar que todo está en orden, fíjate también en los triglicéridos y el colesterol.
  • Frutas prohibidas para diabetes gestacional: Evita las frutas en almíbar, las frutas desecadas y las mermeladas. Tampoco tomes zumos naturales ya que contienen una mayor cantidad de glucosa.

Qué comer con diabetes gestacional

Ya hemos explicado cuáles son las frutas prohibidas para diabetes gestacional, veamos ahora qué comer con diabetes gestacional. Ten en cuenta que los alimentos que ingieras deben ayudarte a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Por ello, tu dieta para diabetes gestacional debe incluir alimentos con bajo índice glucémico. Estos son:

  • Cítricos: Como las mandarinas, las naranjas, los kiwis y pomelos. Son ricos en fibra y aportan una gran cantidad de agua.
  • Pescado azul: Es muy nutritivo y rico en ácidos grasos saludables. Además, tiene hierro y vitaminas.
  • Hortalizas y verduras de hoja verde: Como las espinacas, las acelgas, el apio, la zanahoria… Aportan los minerales que necesitas.
  • Yogures: Ya que se digieren con facilidad y aportan calcio, además de ayudar a mantener la flora intestinal.
  • Cereales integrales: Como el arroz, la avena… Te proporcionarán los hidratos de carbono de lenta absorción que necesitas para controlar los niveles de azúcar en sangre.
  • Nueces: Son muy saciantes y ricas en ácidos omega 6.
  • Tomate: Por sus propiedades antioxidantes.
  • Frutos rojos: Como las cerezas, las frambuesas o las fresas. Su dulce sabor hará que no eches de menos el azúcar en tus postres.