Cómo bañar a un bebé recién nacido paso a paso

Los bebés son pequeñas personitas delicadas y frágiles que necesitan la constante atención y el cuidado de sus progenitores. Para cuidar a un bebé es fundamental estar informado/a de cuáles son todas sus necesidades y de cómo podemos satisfacerlas —como es obvio—. En el caso del baño ocurre lo mismo, a la hora de responder a cómo bañar un bebé paso a paso debemos tener en cuenta algunos aspectos como qué productos debemos utilizar para evitar que su piel se irrite, a qué temperatura debe estar el agua, el tiempo y cada cuánto bañar a un bebé o a qué hora es mejor bañar a un bebé.

En este artículo respondemos a estas cuestiones y otras más relacionadas con el baño del bebé. Sigue leyendo para despejar todas tus dudas sobre cómo bañar a un bebé recién nacido.

¿Cuándo se puede hacer el primer baño de un bebé recién nacido?

Es emocionante comenzar con los primeros cuidados de un bebé y compartir esos momentos únicos en familia, pero también conlleva una gran responsabilidad, por lo que es esencial hacer las cosas bien para que el bebé disfrute de la experiencia y se sienta cómodo. Tal como indican los doctores y especialistas, el mejor momento para bañar a un bebé es trascurridos de 2 a 3 días desde que se cae el cordón umbilical. Ten en cuenta que el cordón umbilical suele caer entre los 7 y 14 primeros días, por lo que no te desesperes hasta que llegue el momento.

Ten en cuenta que al principio al bebé no le gusta mucho el agua, por lo que tendrás que tranquilizarle hablándole e incluso cantándole para que su experiencia sea más placentera y para que se le pase el miedo al agua. Incluso puedes intentar que se distraiga con juguetes para el baño, que harán que este momento sea más agradable y un tiempo de diversión para él.

Otra cosa que debes tener en cuenta cuando te dispongas a bañar al peque es asegurarte de que la bañera para bebés no excede la profundidad de 15 centímetros de agua para que no corra ningún tipo de riesgo. En 1000Bebés te recomendamos que utilices bañeras para bebés especiales, como la que tenemos en nuestra tienda online —estas están perfectamente adaptadas al tamaño de los recién nacidos—. Así mismo, tanto para el primer baño como para los posteriores, evita tener cerca el teléfono o cualquier otro objeto que pueda distraer tu atención para que puedas prestar la máxima atención posible al recién nacido.

Temperatura del agua para bañar a un bebé

La temperatura del agua es otro de los aspectos importantes a tener en cuenta. Recuerda que la piel del recién nacido es muy sensible, por lo que hay que buscar un punto en el que esta resulte agradable. Lo más recomendado para que el recién nacido disfrute de las experiencias de baño es que la temperatura del agua para bañar a un bebé esté entre los 32º y los 34º C. Lo ideal sería que la temperatura ambiente fuera de unos 25º C. En nuestra tienda online puedes encontrar también varios termómetros de agua para medir la temperatura, como el termómetro de agua Chicco con forma de pez.

Cada cuanto bañar a un bebé

Cada cuanto bañar a un bebé es otra de las dudas más repetidas entre los padres primerizos. Te recomendamos que no te agobies en exceso con todas las dudas puesto que poco a poco irás conociendo las respuestas a cada una de ellas. En este caso, lo más recomendado es que el bebé se bañe unas dos o tres veces por semana. Ahora bien, es importante que te asegures de que la zona del pañal esté bien limpia y que le laves las manos, así como el cuello varias veces al día —ya que es muy probable que se manchen al comer—. En el caso de los bebés más grandes la frecuencia de baño varía. En estos casos podrás bañarlos cada día, además si lo haces por las noches les ayudará a relajarse y a descansar tranquilamente.

Se puede bañar al bebé después de comer

Ante la pregunta de si se puede bañar al bebé después de comer la respuesta es sí. No hay ningún problema y no supone un riesgo para su salud. El bebé puede bañarse después de cenar ya que se queda tan relajado que acabará durmiéndose enseguida — de hecho, respondiendo a qué hora es mejor bañar a un bebé, para muchos padres este momento es el mejor—. Lo único que hay que tener en cuenta es que la temperatura sea la adecuada para que no haya tanta diferencia con la del cuerpo del recién nacido.

Cómo bañar a un bebé paso a paso

Acabamos de responder a algunas de las preguntas más repetidas sobre cómo bañar a un bebé recién nacido. Veamos ahora cómo bañar a un bebé paso a paso. Lo que debes tener en cuenta son los siguientes pasos:

  1. Cubre el fondo de la bañera para bebés con una toalla: con ello evitarás que esta sea resbaladiza y conseguirás que le resulte más suave.
  2. Rellena la bañera entre los 5 y 15 centímetros de agua.
  3. Equípate con una toalla grande con capucha, una esponja o paño suave, pompones de algodón, jabón para bebé o jabón para la bañera, un cepillo o peine de bebé y champú para bebé.
  4. Sostén a tu bebé con firmeza, pero también con suavidad mientras lo limpias.
  5. Presta especial atención a la zona de las manos y pies, las áreas genitales y del pañal, los pliegues en la parte posterior de las rodillas, cuello y muslos; el rostro —el pompón de algodón podrá ser utilizado para limpiar alrededor de los ojos—; las axilas y detrás de las orejas.
  6. Si tu bebé ya tiene cabello, lávalo con champú para bebés y masajéalo suavemente. Espérate hasta el final para que el bebé no quede mucho tiempo en contacto con el champú.
  7. En el caso de que tu bebé todavía tenga el cordón umbilical, puedes utilizar una esponja para limpiarlo, pero no lo bañes. Úsala para limpiar las zonas que más se manchan.