Cómo acelerar la dilatación de forma natural en el parto

El parto es uno de los momentos más delicados durante el embarazo, aunque no tiene por qué ser tan doloroso como lo pintan. De hecho, las sensaciones pueden variar mucho entre cada mujer, hay algunas que lo describen como un dolor similar al de la menstruación y otras como una simple presión interna. La dilatación a la hora del parto influye de manera considerable en la reducción del dolor y en que el proceso sea mucho más rápido, por eso en este artículo te explicamos cómo provocar la dilatación del cuello uterino. Si ya estás en el último mes de embarazo o te falta poco, te recomendamos que sigas leyendo este artículo.

¿Cuántos centímetros se puede dilatar en el parto?

La dilatación completa de una mujer depende de cada una de ellas, ahora bien, por lo general, la media suele estar en torno a los 10 centímetros, como máximo. Esta es la medida máxima en la que se abre el cuello uterino, ten en cuenta que, al principio del parto —en el caso de las gestantes primarias—, el cuello está total o parcialmente borrado, lo que permite el paso de un dedo; mientras que, en el caso de las madres con dos hijos o más, el cuello no está tan borrado y ello permite el paso de hasta dos dedos. En el caso de las madres primerizas suele ser necesario que la dilatación alcance hasta los 10 centímetros, mientras que en el de las madres multíparas —quienes ya han dado a luz en alguna ocasión— pueden parir con algún centímetro menos.

Cómo acelerar la dilatación de forma natural

Hay varias formas de responder a cómo provocar la dilatación del cuello uterino en los momentos previos al parto. Esto hará que el proceso sea mucho más sencillo, rápido y ligero. Te explicamos varias recomendaciones con métodos naturales. ¡Vamos a ello!

Cómo acelerar la dilatación: Camina, no estés tumbada

Aunque sabemos que lo que menos quieres es ponerte a caminar, es fundamental que lo hagas para acortar el tiempo de dilatación durante la primera fase del parto. Por supuesto, no conviene excederse ni forzar los movimientos. Caminar hará que estés más concentrada y con menos dolor que si te quedas totalmente estirada o quieta.

Cómo acelerar la dilatación: la pelota de goma

El material para hacer ejercicio también puede resultar muy útil para responder a nuestra pregunta inicial de cómo acelerar la dilatación en el embarazo, concretamente puedes utilizar la pelota goma (o pelota de pilates). Esta se utiliza de manera general para fortalecer los músculos de la espalda y del abdomen sin forzar. Utilizar esta pelota te permitirá fortalecer los músculos de la pelvis y de las rodillas facilitando el descenso de la cabeza fetal. Puedes utilizarla sentándote en ella y dando pequeños brincos. Recuerda que los movimientos deben ser suaves y de contracción del suelo pélvico, como los ejercicios de yoga que se realizan para embarazadas.

Cómo acelerar la dilatación: Relájate y deja que las cosas fluyan

Cuando las personas nos ponemos nerviosas segregamos una hormona que se conoce como cortisol, esta es todo lo contrario a la oxitocina. Lo que provoca el cortisol es que la mujer esté más tensa y en estado de alerta, y esto repercute en un aumento de la percepción del dolor, así como en complicaciones a la hora de dilatar. Por ende, es fundamental también que controles la respiración y que te oxigenes bien.

Cómo acelerar la dilatación: Inmersión en agua tibia

Una vez que la mujer ha alcanzado una dilatación de unos 5 cm se aconseja llevar a cabo una inmersión en agua tibia en la bañera. El estado de relajación que esto provoca ayuda a reducir la ansiedad, así como a estimular la producción de endorfinas, aumentando la sensación de control del dolor y de la satisfacción. El agua caliente puede reducir el uso de analgesia epidural durante la dilatación, además no tiene efectos secundarios en el parto.

Cómo acelerar la dilatación: Mantener relaciones sexuales

Mantener relaciones sexuales es uno de los mejores remedios caseros para responder a cómo acelerar la dilatación de forma natural. Ello ayuda a que la dilatación sea efectiva, ya que las contracciones musculares que se dan durante el acto aumentan las contracciones del útero y estimulan la apertura del cuello uterino. Además, el semen contiene una sustancia que facilita esta función de dilatación. Ahora bien, lo más recomendable es que se consulte antes que nada ante el médico para que dé el visto bueno a esta medida.

Cómo acelerar la dilatación en el embarazo mediante diferentes posturas

En el punto anterior hemos respondido a cómo provocar la dilatación del cuello uterino, ahora bien, debes saber que también existen varias posturas recomendadas para lograr que el cuello uterino se abra y que esta etapa previa al parto sea mucho más sencilla y cómoda. Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • Acuéstate sobre el lado izquierdo: Recuéstate sobre el lado izquierdo y pon una almohada entre las piernas. Así conseguirás relajar las lumbares y mejorar la circulación de tus piernas y de la zona pélvica, también mejorarás la circulación hacia la placenta.
  • De rodillas en la cama: Esta postura también te ayudará a mejorar la relajación y la dilatación. Debes ponerte de rodillas encima de la cama y con las piernas lo más separadas posibles, a continuación, junta los dedos de los pies.
  • Siéntate de manera inversa: Debes sentarte en una silla, pero de manera inversa. Es decir, con el respaldo entre las piernas. Además, puedes aprovechar este último para apoyarte y reposar, aliviando la tensión en la zona lumbar y reduciendo la presión del bebé sobre la pelvis.
  • Boca abajo sobre las manos y las rodillas: Una de las posturas más recomendadas para fomentar la dilatación durante el parto, tal como se lleva a cabo en muchos de los hospitales, es apoyándose boca abajo sobre las manos y las rodillas. Esto fomenta la relajación y ayuda a que el pequeño se coloque en la orientación adecuada para salir —adoptando de manera natural la mejor posición para cuando llegue la hora—.