Baby Led Weaning: qué es y cómo empezar esta alimentación

Sabemos que todos cambios o novedades que aplicamos con nuestros bebés son preocupantes y pueden resultar muy estresantes por el temor de cómo le sentarán a nuestro pequeño. Sin embargo, hay veces que debemos asumir que no podemos controlarlo todo y dejar que, conforme se van haciendo más grandes, experimenten con nuevas cosas —por supuesto, siempre bajo el control y la observación de los progenitores—.

Hoy queremos hablaros de un método muy popular que tiene que ver con la alimentación del bebé y el cambio de potitos o alimentos triturados a otro tipo de alimentos. Nos referimos al método Baby Led Weaning, o BLW. ¿Quieres saber qué es? ¿tienes dudas sobre cuándo empezar BLW? Sigue leyendo este artículo para responderlas.

BLW ¿Qué es?

Cuando hablamos del Baby Led Weaning, o BLW, nos referimos a un cambio de alimentación que se produce en la dieta de nuestros bebés de manera que son ellos mismos quienes experimentan con los nuevos alimentos. Pero bien, seamos más claros sobre BLW, qué es y para qué sirve. El Baby Led Weaning es un método para introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé permitiéndolo alimentarse por sí mismo, en lugar de ser alimentado con una cuchara por los adultos.

Se trata, pues, de una alimentación guiada por el bebé, puesto que es él mismo quien lleva a cabo el proceso sin ayuda de los adultos. Con ello, el recién nacido tiene la posibilidad de aprender a comer por su cuenta alimentos sólidos no triturados, pero seleccionados y preparados según sus necesidades y, por supuesto, respetando su desarrollo madurativo.

De hecho, hay muchos estudios que responden ante BLW, qué es y cómo surge y que desmienten que este método de alimentación se trate de una moda, puesto que lo relacionan con la forma en la que se ha alimentado a los recién nacidos toda la vida.

Baby Led Weaning: beneficios

Acabamos de ver qué es BLW y para qué sirve, ahora bien, cuáles son los beneficios de este método. El método Baby Led Weaning tiene una gran cantidad de ventajas para los recién nacidos. Estas son las más destacadas:

  • Aprendizaje para el recién nacido: El bebé experimenta un cambio en la textura y consistencia de los alimentos, lo cual le resulta mucho más entretenido pero, además, comienza a distinguir los sabores de cada alimento —algo que no podía hacer con los purés—. Así mismo, al comer los alimentos sólidos por su cuenta, como puede ser un plátano, un trozo de pechuga o arroz, el bebé mejora su coordinación y sus habilidades psicomotoras.
  • Regulación de la sensación de hambre: Continuando con las ventajas del Baby Led Weaning, beneficios y demás, lo que se consigue con este método es que el pequeño aprenda a controlar su sensación de saciedad. Es decir, el bebé decidirá cuando comer y dejará de hacerlo cuando se sienta saciado. Algo que, en el caso de los purés, es más difícil de controlar favoreciéndose a una ingesta excesiva.
  • Previene el rechazo a los alimentos sólidos: Al familiarizarse con los alimentos sólidos, el bebé aprende cómo se deben comer y se reduce la posibilidad de rechazo ante determinadas texturas, habituándose a ellas.
  • Favorece la socialización del menor: El pequeño podrá comer en la mesa con los adultos y ser incluido en las dinámicas familiares, lo que supone una nueva actividad social.

Cuándo empezar BLW

Los bebés deben alimentarse únicamente con leche materna hasta los 6 meses (ni tan siquiera con agua) ya que esta les proporciona todos los nutrientes que necesitan y que su organismo es capaz de asimilar. A partir de ese momento, se podrá comenzar con los purés y con la comida Baby Led Weaning, de manera que vayan acostumbrándose poco a poco a la ingesta de sólidos.

Hay que tener en cuenta que antes de los 6 meses los pequeños no han desarrollado adecuadamente su sistema digestivo, neurológico, renal e inmunitario —lo que podría desembocar en alguna alergia—. Ahora bien, a partir del 7º mes, es necesario incluir otra alimentación —a parte de la leche materna— para evitar carencias nutricionales, así como para prevenir la aparición de las alergias. Y es que, a pesar de lo que se cree, resulta más conveniente inmunizarlos desde pequeños que cuando se hagan más grandes, tal como explican los estudios científicos.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta las necesidades de cada pequeño —por ejemplo, si se trata de bebés prematuros—, en cuyo caso la respuesta a cuándo empezar BLW puede variar, por lo que es aconsejable consultar con la pediatra.

¿Qué alimentos dar a tu bebé? Comida Baby Led Weaning

Después de averiguar cuándo empezar BLW, cómo empezar y cuáles son sus beneficios, es conveniente que tengamos muy en cuenta cuál es la comida Baby Led Weaning que pueden consumir los pequeños de la casa. Lo primero que debes tener en cuenta es que la leche debe seguir siendo el principal alimento del bebé hasta los 12 meses, así que no debes reducir sus tomas —ten en cuenta que el mismo irá disminuyendo la cantidad a medida que demanda otros alimentos, así que no te agobies—. Algunos de los alimentos sólidos más recomendados para empezar con BLW son:

  • Judías verdes y guisantes cocidos.
  • Zanahoria cocida o asada.
  • Brócoli cocido —pero sin pasarse, para que no se deshaga en la mano—.
  • Aguacate cortado en medias lunas.
  • Patata, boniato, calabaza o calabacín cocidos o asados en tiras —como harías con las patatas fritas—.
  • Pan sin sal.
  • Melón o sandía en tiras.
  • Plátano.
  • Arroz sin sal.
  • Macarrones cocidos.

Debes evitar, bajo cualquier circunstancia, proporcionarle alimentos que incluyan sal, azúcar, miel, queso tierno o yogur, espinacas y acelgas, pez espada, atún, emperador o cazón. Estos podrán ser incorporados más adelante.

¿Qué debemos evitar con el método Baby Led Weaning y qué debemos tener en cuenta?

Debemos tener en cuenta algunas medidas a la hora de alimentar al bebé con BLW y cómo empezar adecuadamente. Lo recomendado es que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Proporciónale un nuevo alimento cada 3 o 5 días, no se los des todos de golpe para que pueda experimentar y familiarizarse con cada uno de ellos.
  • Retrasa la introducción de alimentos potencialmente alérgenos, como el gluten, las fresas, los frutos secos o el huevo.
  • Cocina las verduras al vapor para que conserven todas sus propiedades.
  • Facilítale el agarre de los trozos de comida cortando, por ejemplo, los alimentos en trozos o tiras.
  • Evita que coman recostados o tumbados para evitar atragantamientos.
  • No fuerces la inducción de los alimentos a la boca, debe ser el pequeño quien decida cuánto y cuándo comerlos.
  • Evita las distracciones mientras está comiendo, como los juguetes y dibujos animados.