El destete es un proceso lento y cada niño tiene su ritmo. Más o menos a partir de los 6 meses se les puede empezar a introducir alimentos semisólidos en la alimentación.  También introduciremos el agua. Con una buena taza adaptada a sus necesidades conseguiremos que el niño pueda agarrarla para...
El destete es un proceso lento y...
9,95 €