Protectores de esquinas y enchufes

Cuando los más pequeños de la casa comienzan a gatear y a dar sus primeros pasos es cuando deberemos adaptar la casa para evitar pequeños peligros que podrían derivar en accidentes. Para adaptar nuestra casa a la curiosidad de los más pequeños existen los protectores de enchufes, que consisten en una especie de tapa que el peque no podrá abrir y, por lo tanto, sus dedos quedarán fuera del acceso a los enchufes. Los protectores de enchufes son la garantía de que tu hijo o tu hija no se llevará un chispazo indeseado.

Otro de los puntos más importantes a tener en cuenta cuando el peque empieza a caminar son los protectores de esquinas para puertas o sillas. Los niños no tienen el control absoluto de su movilidad ni son capaces de mantener el equilibrio por sí solos, además de que no son conscientes del entorno que les rodea ya que no tienen especialmente desarrolla la inteligencia espacial, por lo que te recomendamos que añadas algunos protectores de esquinas, ya que te ayudarán a prevenir más de un coscorrón.